Sucedió en el Guachinche El PATIO en el municipio de Tacoronte en Tenerife, un supuesto cliente llamó sobre las 12:25 para reservar una mesa para 17 personas, para un supuesto cumpleaños de una niña de 10 años. El personal del local se esmero y se curró todo para el cumpleaños de esa niña de 10 años, tras 3 horas con la mesa reservada, el sinvergüenza NO apareció.

Todo ello siendo un domingo y teniendo a clientes en lista de espera para sentarse a comer e intentando llamar al cliente para ver que sucedió (porque se pudo presentar un percance) y que no te responda al teléfono.