De acuerdo con la Sociedad para la Organización Comunitaria (SoCO), unas 100 mil personas en Hong Kong habitan viviendas inadecuadas. El fotógrafo Benny Lam documentó las condiciones de vida sofocantes en los departamentos subdivididos de Hong Kong.

Sus imágenes registran las vidas de estas comunidades ocultas. Y ponen de manifiesto la realidad de la crisis de la vivienda en Hong Kong, donde decenas de miles de personas viven en estas condiciones estrechas porque no pueden permitirse otra cosa.

En esta ciudad, existen casas de la jaula: minúsculas habitaciones en las que vive la gente más pobre en la ciudad. Aunque en los últimos 10 años el número de casas de jaula hechas de malla de alambre ha disminuido, éstas han sido reemplazadas por camas selladas con tablones de madera, conocidas como ‘cubículos ataúd’.

Un departamento de alrededor de 37 metros cuadrados puede ser subdividido para dar cabida a casi 20 espacios para cama de dos pisos, o sea, 20 cubículos ataúd. Quienes los habitan tienen diversas edades y sexos, y no pueden costear un cubículo más grande, que les permita estar de pie.