Canarias en red

Una valiente niña de Tenerife desvela un caso aterrador cuando llama al 1-1-2

Hace unos días la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife tuvo que actuar en un horrendo y trágico caso, tras la llamada al 1-1-2 que hizo una niña de once años alertando gravemente sobre el estado de su pobre madre. Tras acudir al domicilio la policía, detuvo a un varón de 41 años por agredir y amenazar de muerte a su pareja en presencia de tres hijos menores de edad de esta mujer.

Al llegar al domicilio los agentes procedieron a entrevistar a la afectada, una mujer de 31 años, los agentes comprobaron que en el piso habían tres hijos de esta mujer, las edades eran de once, nueve y un año. Lo más triste y como suele suceder a menudo, la víctima de los hechos le quitó importancia a lo sucedido, a los pocos minutos la mujer procedió por recomendación de los agentes, al avisó del padre de la menor de once años para que se personara en el lugar del incidente, al poco rato de llegar el hombre se hizo cargo de una de las niñas.

Al ver la falta de colaboración de la supuesta victima, los agentes se retiraron del lugar.

Pocas horas después del primer incidente, recibieron una llamada de la misma víctima esta vez, relatando que estaba siendo agredida por su pareja. Al volver los agentes al domicilio, confirmaron que la mujer que había sido agredida con golpes en el rostro y en el abdomen, siendo lo peor de esto que estaba embaraza, según sus propias palabras la estaba amenazando de muerte.

Después de detener al hombre, la mujer se le trasladó a un centro de salud junto a los menores de edad para ser atendida. Quizás la primera llamada de la niña al 1-1-2 fuese determinante para salvarle la vida a su madre o al bebé que llevaba dentro.

Añadir comentario

Síguenos!!

Canariasenred en diferentes redes sociales, síguenos para que no te pierdas nada.

Nuestro Facebook