11 Guardias Civiles han sido acusados por la Fiscalía de recibir sobornos a cambio de no hacer sus funciones y no revisar alimentos y el dinero que introducían ciudadanos africanos que entraban en España.

Las imágenes de la cámara de seguridad muestran como uno de los pasajeros que atiendes los agentes deja dinero debajo de una gorra de uno de ellos, para más tarde recogerlo y repartirlo con sus compañeros.

Según la fiscal estos hechos son considerados muy graves porque estos agentes de la autoridad se les habían confiado la misión de evitar el blanqueo de capitales y que ciudadanos extranjeros introdujeran alimentos en mal estado o peligrosos.

Los acusados que se enfrentan una condena de 18 años de prisión, la pena máxima para estos casos, en el juicio están imputados 11 Guardia Civiles y 2 viajeros, por unos hechos acontecidos presuntamente en el año 2008 en el Aeropuerto de Gran Canaria. Los viajeros a cambio de que no se le revisasen dejaban dinero y regalos.

Aquí uno de los vídeos del juicio