Este perro de raza Pitbull, se llama Blue King, supuestamente peligrosa (aunque no hay nada más peligroso que las malas personas) su familia lo dejó abandonado en un refugio, como si de mierda se tratase, ya que esta familia iban a mudarse a una nueva casa y decidieron que el perro no entraría en la nueva vivienda.

Desde que llegó a la perrera el animal no paro de llorar, cuanto mas tiempo pasaba en la perrera más posibilidades de ser sacrificado tenía, por lo que decidieron subir un video sobre el a las redes sociales, para conseguir que alguien lo adoptara.

Vídeo subido para su adopcion

Una chica que vio el video llamada Jeniffer Mckay vio al perro y decidió adoptarlo y llevarlo a su casa para darle todo el amor que se merecía este pobre animal. Esta es su cara de felicidad ahora.

Una historia con final feliz.