Un estudio realizado por Juan Carlos Carracedo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC y por Robert I. Tilling del Servicio Geológico de los EE.UU. USGS establece que las Islas Canarias son totalmente independientes del continente africano.

El estudio se le conoce como “Geología y volcanología de las islas Volcánicas Oceánicas Canarias-Hawaii”, y tira totalmente por el suelo numerosos estudios que ligaban a Canarias con el continente africano, en el mismo estudio se pone de manifiesto el hecho de que los dos archipiélagos volcánicos constituyen “un medio extraordinariamente peculiar”, según informan los editores en un comunicado.

En efecto, la nueva visión aportada por los estudios recientes contempla a las Islas Canarias no como un conjunto de islas volcánicas “peculiares”, un mero accidente geológico asociado a la tectónica del Atlas, sino una más, y una de las más importantes geológicamente, de las cadenas de islas volcánicas oceánicas del planeta, totalmente independiente del continente africano. Las Canarias, como los miles de islas similares existentes, son simplemente volcanes submarinos con éxito, es decir, situados en un escenario geológico que ha favorecido la continuidad del volcanismo hasta lograr emerger y configurar islas. El desplazamiento de las placas en las que se asientan en relación con el chorro de magma que las forma –el conocido como punto caliente– acaba configurando, al cabo de millones de años, las características alineaciones de islas, tanto más antiguas cuanto más se alejan de ese punto magmático fijo. El magma, el elemento con que la naturaleza construye los edificios insulares, procede de centenares de kilómetros de profundidad, por lo que las islas son verdaderas ventanas abiertas al interior del planeta.

Muchos de estos conceptos han sido desarrollados en el estudio de las Islas Hawaii –como se explica en la primera
lección– y han sido a veces complementados o corroborados en Canarias –segunda lección. Esta circunstancia da un
nuevo y extraordinario valor a la investigación geológica de Canarias, ya que lo que aquí se investiga y descubre tiene
ahora un valor universal, y en contrapartida, los descubrimientos realizados en otras islas similares como las Hawaii son directamente aplicables aquí. En otras palabras, hemos dejado de ser geológicamente “diferentes” para entrar de lleno en el escenario científico internacional, lo que conlleva un interés multiplicado.