Una realidad es que en Canarias llueve muy poco y el agua que consume la gente a diario se produce con grandes desaladoras. La que se bebe o cocina se suele compra embotellada para los que son más precavidos. En los últimos años varios ingenieros y glaciólogos avanzan con nuevas tecnologías sobre este aspecto para proporcionar a Canarias un agua de calidad.

Uno de esos especialistas es Georges Mougin, que con financiación árabe, va a intentar trasladar a Canarias con varios barcos un iceberg para proporcionar agua dulce que se perdería con el deshielo a toda Canarias. Este proyecto cuando se finalice en Canarias, intentará experimentar con otros territorios costeros desérticos de otros países.

Según Mougin:

 “La producción de icebergs antárticos representa el consumo de las necesidades humanas de todo el planeta”

El descomunal trayecto empezará saliendo un 3 de junio desde Terranova, tardaría en llegar a Canarias apropiadamente 141 días con dos remolcadores. En esos 141 días de viaje el iceberg perdería un 38% de su masa de hielo sólida, con lo que podría viajar a una media de 1,8 kilómetros por hora.

El equipo científico que participa en este proyecto está formado por personal de primer nivel internacional, con figuras de especial relevancia. El motivo de la selección de Canarias como destino de este proyecto experimental es por la corriente que viene desde Terranova a las islas es muy favorable para el tránsito de este descomunal iceberg.