NO es un secreto que muchos zoológicos tienen carteles por todas sus instalaciones con mensajes de que no hay que molestar a los animales, rogando que no se les moleste. Algo que no tuvieron claro unos jóvenes en el zoo de John Ball de Grand Rapids, en Michigan en los Estados Unidos. Los jóvenes se burlaban de un chimpancé y este ya cansado de las burlas lanzo sus heces al público, con tan suerte de que unos de los excrementos dieron en la cara de una anciana que estaba entre el público.

El momento quedo registrado por un video aficionado que lo posteriormente lo subió a YouTube reventando literalmente en número de visitas en poco tiempo con más de 1.200.000 visualizaciones. El vídeo a corrido por las redes sociales como la pólvora, convirtiéndose en uno de los vídeo virales del año. Tal y como puede observarse la anciana se queda con la caca colgando de la nariz mientras todo el mundo se descojona.