Este hombre es famoso en el mundo gracias a su gran pasión, convertirse en un muñeco Ken a base de costosas y dolorosas operaciones de cirugía estética. Su nombre real es Rodrigo Alves, es brasileño y tiene 32 años de edad. A su corta edad ya suma 50 operaciones de cirugía habiendo gastado más de 350.000 euros en ellas y aunque parezca mucho, cuando lo veas sabrás en qué se los ha gastado.

Hoy Rodrigo vuelve a ser noticia porque ha enseñado al mundo a través de sus redes sociales su nueva adquisición, unos impresionantes abdominales de silicona por los que ha pagado la friolera de 24.000 euros. No entraremos a opinar sobre ellos…

El Ken humano nos enseña orgulloso sus abdominales artificiales de 24.000 euros, cantidad nada despreciable.

También se ha dado otro capricho, su pelo le ha costado nada más y nada menos que 16.000 euros a base de injertos en busca de un pelo más femenino. El gran trabajo se lo han hecho en una clínica de Beverly Hills, en los Ángeles, tierra donde todo es posible.

Ahora su pelaje es más fino y maleable, lo cual le da un aspecto más… sofisticado.

A esto hay que sumarle otros miles de euros entre implantes en los pectorales y dientes.

Y este es el resultado, es cierto que puede dar miedo, pero según fuentes fiables es bastante inofensivo.