Otra historia que da bastante pena, y que puede suceder en cualquier sitio, ya que la gente no piensa que le puede llegar a pasar a ellos en cualquier momento. Una tía de un alumno con el síndrome de Asperger ha denunciado en su perfil de Facebook como un grupo de padres y madres se alegra infinitamente al cambiar a su sobrino de clase, porque tiene este sindrome y parece que les molestaba bastante.

La imagen se ha viralizado por las redes sociales muy rápido. Todo sucedió en Argentina, en el colegio religioso San Antonio de Padua, que parece que de religioso tiene poco… parece que como han aprendido de las enseñanzas de Jesucristo. En la imágen se puede ver a los padres y madres festejando la salida de este niño.