Ahora mismo ya se puede adquirir arena de playa de infinidad de sitios, hasta de los más inhóspitos, tan solo haciendo una búsqueda en Internet se puede encontrar y comprar, llevarte un trocito de ese sitio, de ese paraíso donde estuviste las últimas vacaciones y es posible, aunque dudamos que sea legal.

Los “comerciantes” trafican con arena de todo el mundo de las mejores y más inhóspitas playas de este planeta, sus precios varían según el sitio, y como se ha ampliado progresivamente, ya muchas arenas se venden hasta por gramos desde 1 euro hasta más de 40 euros. Y no es muy difícil de encontrar páginas como Ebay y Aliexpress tienen una amplia y enorme oferta.

Vídeo de PlayGround explicando este mercado