El Cabildo de Tenerife cierra la piscifactoría Aguamansa tras una inspección de Salud Pública. Sanidad dio órdenes para que se dejara de verter agua de estanques de cría de truchas al Canal del Norte y el Cabildo de Tenerife anunció el cierre definitivo de la instalación de Aguamansa. Pero para nada pensaron en los animales que dejaron agonizando sin ninguna solución. Así desconectaron el agua de la piscina del Canal del Norte.

Pero la controversia está servida parece que presuntamente se contaminaron aguas con antibióticos suministrados a los peces y que luego fueron directamente el Canal del Norte, que abastece de agua a la población de Santa Cruz de Tenerife y parte de La Laguna contaminando así el agua de los ciudadanos. Lo que ha provocado el cierre inmediato de las instalaciones.

Sobre las 14:00 horas de ayer se cortó el flujo del agua que permite a las truchas sobrevivir en las instalaciones de la piscifactoría, esos chorros de agua son los que les dan el oxígeno para sobrevivir, ya que estos animales no sobreviven en agua estancadas, unas 12.000 truchas agonizaron horas hasta la muerte.

Mensaje de las redes sociales que rápidamente se ha viralizado.

Imágenes de la piscifactoría 

Fotografía de los peces agonizando

Vídeo de los peces agonizando