No, no es el conde Dracula, ni Batman, sino un murciélago más aterrador. En Filipinas encontraron un murciélago gigante de 2 metros que sorprendió a todos. Es de la especie “zorro volador de corona dorada gigante” que está en peligro de extinción.

Según Infobae, el murciélago estaba colgado de un árbol y es tan grande que las alas desplegadas miden 1.80 metros de largo. Este tipo de murciélagos pueden volar toda la noche y recorrer hasta 40 kilómetros. Seguramente sería grandioso montarlo por los aires. Sin embargo no hay confirmación oficial de esta captura.

Este tipo de murciélagos vive en cuevas y en la selva tropical de Sarangani, Filipinas. Tiene como características principales una nariz similar a la de los perros y orejas puntiagudas que lo hacen más espeluznante. El murciélago capturado por las tropas filipinas había estado esparciendo el terror entre la población e incluso los militares no podrían creer que ese monstruo se elevara por el cielo, según distintas fuentes.

Según la historia, la gente le llamaba Chupacabras, como la criatura mítica que nació en Latinoamérica hace unos años y cuyo nombre se esparció por muchos países como México, Costa Rica y Perú.