Vikki Maguire, una mujer de Inglaterra, le había comprado a su pequeña de 2 años por pascua un Huevo Kinder, cuando lo abrió, no creerse lo que encontró dentro. Al abrir el chocolate, la madre pudo ver como había introducida una aguja que, podría haber causado graves contusiones a la niña, de haberla mordido.

Tras el suceso, Vikki decidió compartir su historia en su perfil de Facebook para advertir a otros padres. “Me siento absolutamente mal del estómago, estaba sentada abriendo el huevo favorito de Isabelle y hallé esta aguja en el interior. Lo aterrador de todo es que la dejé morder el exterior primero. Espero que sea sólo un error de la máquina y no de algunos psicópatas de niños. ¡Por favor, revisen sus huevos!” escribía la madre. Además confirmaba que la empresa se había puesto en contacto con ella, “será investigado en su totalidad para determinar si el elemento quedó ahí a la hora de hacer el huevo”, declaró la compañía.

“Hemos sido informados de un incidente aislado en el que un cliente informó de un objeto extraño encontrado en uno de sus productos. Queremos tranquilizar a nuestros clientes con que nos enorgullecemos de la calidad y seguridad de nuestros productos, y de tener estrictos procedimientos de control de calidad en nuestros lugares de operación”, ha explicado la empresa encargada de los Huevos Kinder en un comunicado para tranquilizar a los consumidores tras el alarmante incidente