Una historia totalmente dramática, esta chica se llama Atsede Nigussie, tiene 26 años de edad, es ciudadana de Etiopía, y se ha quedado ciega y sin capacidad de hablar, después de un ataque con ácido de su propio marido, lo que le ha producido terribles lesiones. Su marido le vertió el ácido sobre su cabeza, instantes después de llegar a su casa.

Su marido el autor de este terrible ataque, huyó de la escena del crimen, la chica salió a la calle pegando gritos pidiendo ayuda, cuando los médicos la atendieron tenía la cara totalmente fundida. Después de estar ingresada en el hospital con terribles dolores, casi no puede comer y se ha quedado sin habla, logra comer por una pajita, las lesiones son terribles. Los especialistas de su país le han recomendado que debe de viajar al extranjero para recibir ayuda y tratamientos a largo plazo.

Se ha creado una campaña para recaudar fondos puedes acceder aquí

Imágenes