Los partidos políticos de Si se puede e Izquierda Unida Canarias están promoviendo sendas comisiones de investigación el Parlamento canario y en el Cabildo de Tenerife sobre la gestión de las aguas residuales, dando el enorme problema que hay.

La normativa europea está totalmente pisoteada y tirada a la basura directamente, en Tenerife hay 170 puntos de vertidos al mar de aguas residuales y de estos 120 no tienen autorización para hacerlo de ningún modo. Con estos números implican que solo 2,3 millones de litros está correctamente tratados, mientras que el otro 96% va directo al mar sin depuración, incumpliendo así la directiva europea en este ámbito.

Haciendo números en solo la isla de tenerife se vierten al mar 57 millones de litros sin tratamiento, sin depuracion de ningun tipo. Este problema NO es exclusivo de Tenerife, toda Canarias está completamente igual. Lo peor de todo es que los estudios y cifras son del año 2008, no están actualizados al día de hoy, lo que es más que posible que las cifras sean verdaderamente dramáticas una vez que se actualicen. Dado que en el 2007 en toda Canarias había más de 500 puntos de vertidos al mar. El daño medioambiental es incalculable.