El consejero insular de Aguas del Cabildo de Tenerife ha declarado hoy a el medio local de Tenerife, el periódico El Día, que la isla de Tenerife necesita un total de 1.000 millones de euros para solucionar todos los problemas que tiene la isla de saneamiento.

El Consejo Insular de Aguas ha realizado junto con diez ingenierías locales, un estudio de cada uno de los 31 municipios de la isla en el que se pone de manifiesto la situación actual y las necesidades, y es totalmente dramático. El coste de este estudio fue de 479.000 euros donde participaron diez empresas locales durante un año.

Según el consejero insular de Aguas del Cabildo de Tenerife, Manuel Martínez Álvarez, para ir solucionando este gravísimo problema que tiene la isla de Tenerife y en definitiva todas las islas de Canarias, han previsto 48 millones  de euros del área de Cooperación, 36 millones del Consejo Insular de Aguas, a través del Marco Estratégico de Desarrollo Insular, más 33 millones que costará la depuradora de Santa Cruz de Tenerife, y los 150 millones de euros que tiene previsto el Estado con las otras 4 depuradoras que se están proyectando en estos momentos, que son los casos de la de Guía de Isora y Santiago del Teide, la de San Miguel de Abona-Arona, Granadilla, y la depuradora de Acentejo. Todas esas infraestructuras sumadas son 1.000 millones, con lo cual hay que buscar un plan de acción para ver cómo lo vamos a financiar.