En el mundo hay cosas de lo más extrañas y esta sin ninguna duda, aunque con un fondo triste y emotivo, es de las cosas más surrealistas que verás hoy, y quizás en varios días. ¿Levarías a tu hijo enfermo terminal a la que será su tumba? ¿Lo harías cada día? Pues sigue leyendo, quizás esto te sorprenda.

Hay padres que harían lo que fuera por sus hijos, incluso soportar el mayor de los dolores por ellos. Ver como tu hijo se consume ante tus ojos, como se le escapa la vida sin que tu puedas hacer nada para remediarlo es una de las cosas, si no la más dolorosa que puede pasar un ser humano. Cierto que cada día mueren millones de niños en el mundo, pero a muy pocos les acompañan hasta la que a ser su tumba a diario, como hace su padre.

Un padre desesperado de China cavó una tumba para que su hija gravemente enferma se “prepare para su muerte”. Se trata de Zhang Liyong, un agricultor de la provincia de Sichuan, quien relatò que gastó todos sus ahorros en el tratamiento de la nena, que nació con un grave trastorno sanguíneo.

El padre dijo que trae a la niña de dos años a jugar y descansar en la tumba todos los días para familiarizarla con su futuro espacio sepulcral. La pareja pensó en tener otro hijo para obtener la sangre del cordón umbilical para salvar a Xinlei. Sin embargo, se dieron cuenta de que el trasplante no sería asequible después de que la esposa de Zhang se quedara embarazada.

“Yo sólo podía imaginarlo, llevarla a jugar en este lugar. Aquí es donde descansará en paz. Todo lo que puedo hacer es acompañarla todos los días “, dijo el padre, el Sr. Zhang. La nena tiene talasemia, que es un trastorno hereditario de la sangre. Los pacientes con talasemia necesitarán tratamiento durante toda la vida mediante transfusiones de sangre o terapia de quelación.

Una auténtica pena, un dolor difícil de describir solo imaginado por los que son padres, pero sin duda una realidad de nuestro mundo que se muestra cada día.