Canarias en red

¡Si ven esto en un baño público, llamen a la policía de inmediato!

El tornillo

Hace algún tiempo, se difundió una información muy preocupante que vale la pena conocer. En numerosos baños públicos se descubrió cámaras espía que probablemente fueron instaladas por mentes criminales para recoger imágenes y grabaciones de personas (especialmente mujeres). El aviso emitido por las autoridades decía: “Este aviso es para todos los usuarios de baños públicos, especialmente mujeres”. Tengan cuidado porque personas pervertidas o con intención de extorsión han logrado instalar cámaras con forma de tornillo en algunos baños. Recogen fotografías comprometedoras y las suban a páginas para adultos. Pueden también usarlas para chantajear a alguien. Por favor, avisen a sus mujeres, parejas, hijas y todas las mujeres que conocen para que no se conviertan en víctimas”.

La información recorrió la red al instante, ya que detectar una cámara escondida en un tornillo es tarea casi imposible. Desgraciadamente, las bisagras de las cabinas son un lugar perfecto para esconder semejante invento y realizar tomas vergonzosas de personas. Si por casualidad un tornillo despierta tu inquietud y descubres que tiene un dispositivo dentro, no dudes en avisar a las autoridades necesarias para que tomen las medidas adecuadas.

La percha

Otro famoso caso del que se habló en numerosas ocasiones fue el de una percha para colgar abrigos y bolsos que contenían una cámara secreta. Fue uno de los casos más populares que hablaron de este problema en los últimos meses y fue especialmente aterrador por el mero descubrimiento de que los delincuentes pudieran usar objetos tan discretos para sus crímenes. Sin embargo, estas simples perchas fueron encontradas en hoteles e incluso baños públicos y contenían una cámara oculta que estaba focalizada en el inodoro y que incluso tenía su propia tarjeta de memoria para guardar imágenes y vídeos.

La controversia se hace aún mayor cuando descubres de que este tipo de dispositivo se puede comprar con facilidad en la red por un precio muy reducido. El objetivo principal es supuestamente proteger los hogares de las personas como sistemas antirrobos, pero resulta que se usan también con otros fines más peligrosos. Lo peor de todo es que por ahora las autoridades no pueden proteger de ninguna manera a los ciudadanos y lo único que pueden hacer es pedir una mayor cautela a la hora de usar baños públicos.

Teléfono debajo del lavabo

En los últimos años, los establecimientos públicos como cafeterías o restaurantes se han hecho muy populares y las personas suelen pasar allí mucho tiempo, incluído gente de negocio que puede pasar horas trabajando con su ordenador. Desgraciadamente, en una de las famosas redes se descubrió un teléfono escondido debajo del lavabo, envuelto discretamente en papel higiénico y en modo de grabación. Este suceso tuvo lugar en Lancaster, pero puede pasar en cualquier lugar del mundo. Al instante se llamó a la policía para investigar el caso en detalle.

Aunque es uno de los casos de cámara oculta menos sutiles, puede ser eficaz y peligroso porque el delincuente podría entrar, colocar el dispositivo, salir e incluso permanecer en el local con un ordenador y recogiendo los datos necesarios. Una vez terminada la tarea, podría eliminar el teléfono y nadie se daría cuenta de lo que habría pasado, ni el personal de limpieza ni los propietarios del lugar.

Cepillos de dientes

Lo más espantoso es que por ahora el tema de las microcámaras no parece estar controlado de ninguna manera por las normativas legales. ¡Es más! En la red se puede encontrar incluso anuncios de empresas que venden sus cámaras espía escondidas en utensilios diarios como cepillos de dientes. Según ellos se “colocar en cualquier lugar, incluso el cuarto de baño” sin que nadie pueda sospechar de ello. Siguen diciendo en sus anuncios que gracias a estos productos se puede grabar cualquier actividad de la casa y comprobar si algún intruso ha entrado en la casa o si niñera es lo suficientemente cuidadosa con los niños.

Desgraciadamente, estos inventos pueden ser usados con demasiada facilidad para llevar a cabo actividad delictiva y conseguirlos no supone ningún problema para nadie, ya que se puede comprar con en varias tiendas. Es una cuestión que se debería regular cuanto antes para asegurar la privacidad de las personas de todo el mundo. Mientras tanto, la policía avisa que en caso de descubrir una cámara espía, lo mejor es llamar a las autoridades necesarias, pero no tocar ni intentar desmontar el dispositivo. Si el artículo te ha gustado, no dudes en compartirlo con los demás para incrementar la conciencia de las personas sobre este serio problema.

Añadir comentario

Síguenos!!

Canariasenred en diferentes redes sociales, síguenos para que no te pierdas nada.

Nuestro Facebook