Nuestras Islas Canarias tienen un paraíso que se menciona poca veces y que atesora algunos de los tesoros marinos más importante de España, este es el archipiélago Chinijo, un conjunto de islotes situados en el noreste de las Islas Canarias, frente a la costa norte de la preciosa isla de Lanzarote. Este conjunto de islas están consideradas un espacio natural protegido y constituye la reserva marina más grande de la Unión Europea, con 700 kilómetros cuadrados.

Este conjunto de preciosas islas alberga una fauna marina única en toda Europa, con especies protegidas que solo se pueden apreciar en estos preciosos lugares. Este conjunto de belleza marina lo integran la isla de La Graciosa, los islotes de Alegranza, Montaña Clara, Roque del Este y por último el espectacular Roque del Oeste.

La Graciosa:

Posee unos 29 km² con varios pequeños y preciosos pueblos pesqueros que viven del turismo y la pesca, la isla es accesible únicamente desde el mar, aunque también posee un helipuerto.

Alegranza:

Este pequeño islote tiene una superficie de 10,30 km² pero no está habitada. Su espectacular faro de Punta Delgada fue declarado Bien de Interés Cultural.

Montaña Clara:

Tiene una extensión de 2,7 km² y nunca ha estado habitada de forma permanente, aun que es en la actualidad propiedad privada el gobierno canario intenta desde hace tiempo expropiarla.

Roque del Este:

Está en el punto más al este del archipiélago canario, con muy poca extensión, este islote alberga una fauna marina espectacular siendo núcleo central de dicha reserva.

Roque del Oeste:

Otro de los pequeños islotes de este archipiélago que ofrece unos fondos marinos para bucear increíbles más solicitados por los biólogos de todo el mundo.

Unos islotes desconocidos pero que albergan una fauna y flora única en el mundo, ideal para bucear o visitar en barco, son unas joyas ocultas en Canarias que no puedes dejar de conocer.