Si una cosa sabemos los padres,es que poner nombre a un niño o niña siempre es una tarea de los más complicada, ponerse de acuerdo los padres o hacer caso a la familia, suele ser uno de los problemas más habituales en nuestras islas para poner nombre a un progenitor.

Para sorpresa de todos sin ser un nombre guanche, Mohamed se ubica ya entre los 50 nombres más comunes con los que llamar a un recién nacido en nuestra tierra. En la isla de Lanzarote, Mohamed es el segundo nombre preferido por los padres. Estos datos son oficiales del Instituto Canario de Estadística que cada año elabora el ránking de nombres más empleados por los padres para sus hijos.

Durante los años Ochenta y Noventa, poner nombres guanches era la moda común en Canarias, casi 1 de cada 3 recién nacidos tenía un nombre así, como estadística en 2015, 171 niñas de Canarias recibieron el nombre de Lucía y 219 niños, el de Hugo, nombres penisulare muy comunes allí pero no tanto en nuestra tierra. Tras Lucía se encuentran nombres como Martina, Sofía, Valentina y Daniela, mientras que en el de los varones canarios los más comunes fueron Pablo, Daniel, Alejandro y Diego.

En la isla de Lanzarote los nombres preferidos fueron Valentina, Lucía y Martina para las niñas y Hugo, Mohamed y Álvaro para los niños.

En Fuerteventura los más comunes fueron Daniela, Paula y Lucía, así como Alejandro, Daniel y Hugo.

En Gran Canaria, la mayoría de las niñas nacidas en 2015 se llamaron Martina, Lucía y Sofía, mientras que los varones fueron Hugo, Alejandro y Daniel.

En Tenerife fueron para niña Lucía, Martina y Sofía y Hugo, Pablo y Diego para los varones.

En la Gomera las más comunes fueron Daniela y Lucía, y niños Airam y Alexei.

La Palma fue la isla más diferente ya que Valeria, Emma y Olivia fueron los más puestos a niñas y a sus hijos Mateo, Pablo y Dylan.

En El Hierro para sorpresa eligieron Triana para las niñas como nombre más puesto y Alejandro para los niños.

Los nombres guanches que triunfan en las islas, por este orden, son Aday, Airam, Ancor Aythami, Yenedey, Adonay y Agoney, Garoé y Acorán. También Youseff comienza a ganar posiciones superando a Ayoze. Las niñas apenas tienen nombres guanches.

Como triste curiosidad el precioso nombre guanche de Idaira fue superado por el persa Samira que empieza a ser muy común. Es una pena que se esté perdiendo el uso de los nombres guanches en nuestra tierra, ya que disponemos de nombre preciosos que harán sentirse orgulloso a cualquier niño.