La compañía aérea irlandesa low cost Ryanair anunció hoy la cancelación de 576 vuelos en toda Europa, 400 de ellos en España, por la huelga anunciada de los tripulantes de cabina, convocada en España, Bélgica y Portugal para los días 25 y 26 de julio.

La compañía deja en tierra a 50.000 pasajeros que tenían previsto viajar estos días, la aerolínea se ha puesto en contacto con sus clientes mediante mensajes de texto y correos electrónicos, para avisarles con 7 dias de antelacion que sus vuelos han sido cancelados, ofreciéndoles una reubicación en otros vuelos o recibir también el reembolso de sus billetes.

Los trabajadores de Ryanair están en pie de guerra contra la compañía, los trabajadores de la aerolínea reclaman a la compañía de bajo coste, entre otras cosas, que respete los derechos laborales de cada país en el que opera y que reconozca a los representantes elegidos por cada organización para negociar un convenio colectivo. Es decir, que la empresa deje de aplicar en todos los territorios la legislación laboral irlandesa y adapte sus condiciones laborales al marco de cada país donde Ryanair vuela.