Los juguetes estarían autorizados por las autoridades en Europa y se comercializan sin ningún problema bajo cuatro marcas comerciales. El juego consiste en que el niño coloque unos huevos en agua tibia y presenciar cómo nacen y crecen un “triops” después de estar 24 horas en agua.

Estos “triops” son un crustáceo con unos orígenes muy antiguos en la evolución de las especies animales, suelen llamarles en otros lugares gamba dinosaurio o tortuguilla colilarga, después estos triops hay que alimentarlos y verlos crecer. El Servicio de Protección de la Naturaleza, el Seprona de , ha ordenado que queden bloqueados en los muchos comercios donde se encuentran a la venta en todas la islas, el gran problema es que sus fabricantes no saben qué variedad de triops contienen, si la europea, que es totalmente inofensiva para el medio ambiente, o la especie americana, catalogada como exótica invasiva que está dando muchos problemas en otros lugares.

Las autoridades han hecho un comunicado en que el juego es seguro para los niños y que la amenaza es solo para los cultivos agrícolas y para las especies autóctonas de las Islas Canarias. El nombre de la variedad peligrosa es la Triops longicaudatus, como curiosidad y suerte decir que el aviso lo dio un ciudadano con conocimientos en biología, que advirtió de que había visto en centros comerciales un juego con este tipo de crustáceos vivos.

Personalmente hay que decir que después de investigar un poco y verlo con nuestros propios ojos en varios centros comerciales de Tenerife, podemos afirmar que el juego estaba a la venta sin problemas durante mucho tiempo, siendo posible que la especie invasora por desgracia ya esté suelta por nuestra tierra.