El gran momento esperado por todo el mundo, se hizo esperar hasta las 19.37 horas de este martes, después de más de una hora de retraso, el president se pronunció durante su esperada comparecencia sobre los resultados del referéndum ilegal del 1-O:

“En este momento histórico y como president de la Generalitat, asumo el mandato del pueblo de Cataluña para que se convierta en un Estado independiente en forma de república”. Cita Puigdemont .

A continuación, ha destacado rotundamente que “el Govern y yo mismo proponemos que el Parlament suspenda los efectos de la declaración de independencia para que en las próximas semanas iniciemos un diálogo”

El presidente Puigdemont pidió retrasar el pleno una hora por escrito, para reunirse con la CUP sobre el esquema para la declaración de independencia, cuyas últimas versiones de varios medios de comunicación, el texto de la declaración que tenía Puigdemont, había generado controversia interna entre los partidos, sobre todo por el rechazo inicial de la CUP. Mientras tanto los partidos de PP y Ciudadanos han reclamado que se suspenda el pleno entre 60 minutos de espera y agonía por los miles de personas que seguían en las calles de Cataluña el directo.

Una de las frases más contundentes de Puigdemont y que más caras de susto puso entre los asistentes, fue cuando afirmó, “los últimos siete años han sido los peores de los últimos 40. Por eso, para muchos catalanes, la única salida es “constituirse como un Estado”.

En un tono contundente y rotundo, el Presidente Puigdemont cargó contra el estado por los supuestos “abusos” de las autoridades españolas en la votación del referéndum.  “Con los resultados del referéndum del 1-O, Cataluña se ha ganado el derecho a ser un Estado independiente y a ser escuchada y respetada más allá de nuestras fronteras. El 1-O se ganó un referéndum sobre una lluvia de golpes de porra y este es el camino que estoy comprometido a transitar” ha seguido explicando Puigdemont.

Quizás, lo único destacable, sincero y con algo de claridad de todo el pleno, fueron las palabras de la Diputada de Ciudadanos Inés Arrimadas que citó de una manera muy emotiva: “Mis padres, hermanos y sobrinos viven en Andalucía. No pienso permitir que les pidan el pasaporte para venir a verme”