Los expertos ya afirmaban que solo era cuestión de tiempo de que los ataques al turismo comenzaran a aparecer en Canarias, hechos que todos lamentan por sus futuras consecuencias.

Afortunadamente los incidentes solo se han cebado con unas hamacas en la playa de Maspalomas, en la isla de Gran Canaria y no hay que lamentar daños personales.

El alcalde del PP ha lamentado esta “ruindad” ya que “Maspalomas es una de las zonas turísticas más importantes de Canarias y pionera en España, y está sufriendo ataques de personas inconscientes”. Por el momento nadie ha reivindicado el ataque.

El incidente, a pesar de ser el primer incidente de Turismofobia registrado en Canarias se le ha dado muy poco eco informativo por parte de los medios de comunicación de las islas.

Al parecer han dado la orden de no informar de ello para evitar entrar en una escalada que lleve al debate sobre si la regulación existente hoy en día acerca del turismo es la adecuada o abría que modernizarla y adaptarla a los nuevos tiempos. No en vano, no podemos negar que el turismo se ha digitalizado y operadores web dedicados al alquiler de pisos particulares para vacaciones genera un daño indirecto a los precios de las viviendas y por ende, al ciudadano.

En Agosto ya van dos ocasiones, una en Playa del Inglés y otra en Maspalomas en las que se producen estos ataques a las hamacas de las playas. No olvidemos que estos lugares son dos de los más visitados por los turistas no solo en Canarias, sino en España, lo cual le da un tono aun más preocupante.

Sin duda los dirigentes deben sentarse en una mesa lo más pronto posible y atacar la raíz del problema antes de que el problema se haga tan grande que se convierta en algo imparable. Quizás deban modificar y regular más el tema del turismo para que los beneficios de ésta industria llegue más a los ciudadanos y no se quede en las capas más altas, como cadenas hoteleras.

También es curioso como en las islas todas las autoridades sin excepción se han apresurado a condenar los sucesos de turismofobia ocurridos en lugares como Cataluña o Baleares pero no han dicho nada acerca de estos ataques ocurridos en Canarias.