Portugal está totalmente desbordada con los incendios, un auténtico infierno, el gobierno luso ha pedido ayuda internacional para poder hacer frente a los más de 145 incendios en activo. Más de 4.400 bomberos luchan contra el fuego, pero los medios no son suficientes, apoyados por 1.289 vehículos terrestres intentan como pueden proteger aldeas enteras.

Por el momento el saldo de muertos asciende a 31 muertos, también hay 51 heridos, 15 de ellos están en estado grave, que unido a los 4 de Galicia, asciende la cifra a 35 muertos por los incendios, las autoridades de Portugal no dan por definitiva la cifra y puede subir en las próximas horas. Todo el mundo mira hacia el cielo para ver si la meteorología ayuda con la lluvia pero de momento no cae una gota.

El municipio de Lousã, en el distrito de Coimbra, se vive la situación más complicada, aunque también hay muchas localidades prácticamente igual como Alcobaça, en el distrito de Leiria, y Vale de Cambra, en Aveiro.