Canarias en red

¿Por qué compraba el Vaticano esclavos canarios? Descúbrelo aquí

En nuestra tierra desde la antigüedad la presencia de piratas y mercenarios portugueses y franceses, eran un habitual en las islas por el proceso de conquista de Canarias, las luchas entre ellos eran de objeto de gran preocupación por parte de la Santísima Iglesia.

Hay testimonios fidedignos de aquella época, en el que los religiosos que habían sido enviados a Canarias detallaban casos horribles de esclavitud contra los nativos de las islas. La realidad y que muchos desconocen, es que la unidad de acción política de la Iglesia ayudó a proteger a los nativos canarios de los ataques que recibían de todo tipo.

Todo esto acontecía en los años de 1434, siendo principalmente quienes impulsaban esta práctica los piratas franceses. Cansado de ver sus atrocidades, el Obispo Calvetos hizo saber al Papa Eugenio IV la tragedia que sufrían los habitantes de las islas Canarias. El Santo Padre no dudó ni un minuto. Meditó y emitió una bula en octubre del año 1434 en la que se establecía prohibición total de tener canarios cautivos.

La Santa Sede destinó una partida presupuestaria para comprar en Sevilla a aquellos antiguos canarios que pudieron caer en manos de comerciantes sin escrúpulos. El dinero se consignó en la Cámara Apostólica ubicada en Sevilla.

En 1476 Sixto IV reiteró sin dilaciones las preocupaciones expresadas en ‘Sicut Dudum’ en otra bula papal, Regimini Gregis, donde amenazó con excomulgar a todos los capitanes o piratas que esclavizaron a los cristianos a su paso por las islas Canarias.

1 comenario

  • Pues el mismo papa Sixto IV fué quien con el 60% sufragó los gastos para venir a Canarias a matarlos, violarlos y esclavizarlos, el oteo 40% lo puso un adinerado de Burgos.
    Las cruces y las espadas venían de la mano.

Síguenos!!

Canariasenred en diferentes redes sociales, síguenos para que no te pierdas nada.

Nuestro Facebook