El pescador ruso Roman Fedortsov se ha hecho famoso en gran parte de Internet al mostrar al mundo las capturas que consigue en aguas profundas a través de su twitter. Este pescador trabaja en un arrastrero que se ha convertido en la sensación de Internet, los animales que captura son como si fueran de otro mundo, solo en pensar en meterme otra vez en el mar se me ponen los pelos de punta.

Las extrañas capturas y sus fotografías se localizan en la ciudad portuaria de Múrmansk localizada en el noreste de Rusia, situada en la desembocadura del rio Kola al frente del mar de Barents, es el mayor puerto de la Federación Rusa en el Ártico y la mayor ciudad al norte del Círculo Polar. La media de temperatura es de 16 grados bajo cero, y uno de sus entretenimientos para este pescador es compartir con el mundo las fotografías de esos extraños animales. Las fotografías no tienen desperdicio.