Dicen que el amor es ciego, y si bien es cierto que los atributos físicos suelen ser una de las primeras cosas que notamos en un persona, sentirse atraído por alguien no es suficiente para construir una relación estable y es la parte interna, la personalidad y lo afectivo lo que realmente determina si una pareja funciona o no.

También es cierto que a muchos nos ha sucedido que conocemos a alguien que quizás no posea un aspecto físico particularmente hermoso, pero que tiene una personalidad tan fuerte y única que hace que los veamos mucho mas atractivo de lo que realmente es.

Algo así debe haberle pasado a las parejas que verás a continuación, son tan extrañas y en algunos casos tan aparentemente incompatibles, que no te quedará la menor duda de que el amor es ciego, completamente ciego.