Es el octavo asesinato que tuvo lugar en Henderson, Nevada, este año. Pero particularmente éste tiene aspectos espeluznantes: fue el propio padre quien disparó el arma homicida contra su hijo, matándolo por ser homosexual.

Wendell Melton, de 53 años, fue detenido luego de que asesinara a su hijo Giovanni -14- tras una cruda disputa que tuvieron en el interior de su propiedad de esa ciudad del estado norteamericano. Según los primeros reportes, ambos comenzaron la discusión cuando el menor le dijo a su padre que tenía un novio. Enfurecido y cegado por lo que su hijo le revelaba, le disparó hasta provocarle la muerte. Giovanni fue trasladado de urgencia al Hospital St. Rose Dominican de Henderson, donde finalmente fue declarado muerto.

“Odiaba el hecho de que su hijo fuera homosexual. Estoy segura que dentro de su cabeza prefería un hijo muerto a un hijo gay”, indicó Sonia Jones, la madre adoptiva que había tenido a su cargo a Giovanni años atrás, según reportó The New York Post. Días antes, reveló la propia mujer, el padre había colocado un arma sobre la cabeza de su hijo por el mismo tema. “Espero que nunca vea la luz del sol nuevamente”, dijo respecto al asesino.

De acuerdo al reporte del Departamento Policial de Henderson, los agentes acudieron al domicilio de Melton luego de que una llamada alertara sobre disturbios en la vivienda. Al arribar vieron una escena espeluznante: el pequeño Giovanni con un disparo y en estado crítico. Su padre, Wendell, quedó de inmediato detenido. Quedó imputado bajo los cargos de homicidio simple, abuso de menores y portación ilegal de armas.

Los amigos de Giovanni lo recordaron como un joven enérgico y lleno de vida. “Tenía mucho por lo que vivir”, dijo Bailey Schultz, un compañero de la Coronado High School, a donde el menor concurría.