Hace poco conocíamos la petición de una entrevista para el programa Salvados del controvertido y conocido periodista Jordi Évole al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Pues bien esa entrevista ya se ha producido y ya ha saltado la controversia, el presidente de Venezuela ha criticado muy duramente a Jordi Évole, según el presidente de Venezuela “Eso no fue una entrevista, fue un interrogatorio. Le faltó darme cachetadas, pegarme”, dijo Maduro este miércoles en televisión venezolana.

“Fue un interrogatorio, inclusive las luces que él montó es como si yo estuviera preso en Guantánamo y él estuviera con cables de electricidad en el cuerpo y me ponía brrr, brrr”,

“No fue una entrevista, fue un interrogatorio y le faltó darme cachetadas. Yo puse mi mejor sonrisa, mi mejor disposición y contesté con la verdad. Y sí, bueno, sos candela, compadre. Me hizo 100 preguntas, 98 con veneno. Y dos medio suavecitas para disimular”, insistía Nicolás Maduro.

No sabemos muy bien que esperaba Nicolás Maduro de Jordi Évole, cuando este periodista se caracteriza entre otras cosas por meter mucha caña a sus entrevistados.

Por su parte Jordi Évole publicaba unas fotografías en su cuenta oficial de Twitter sobre la entrevista que afirmaba “Entre estas 3 fotos hubo una espera de 30 horas. No es broma.”