Muchos españoles han recibido alguna vez algún tipo de multa por parte de las autoridades, quizás las multas de tráfico son las más comunes y conocidas por los conductores, como excesos de velocidad, consumo de bebidas alcohólicas, no ponerse el cinturón de seguridad o usar el teléfono móvil mientras conducimos. Lo que la gente no conoce, es que hay otras sanciones mucho menos frecuentes que se pueden poner.

Otros tipos de multas raras y curiosas:

80 euros por dar un beso a tu mujer dentro del coche.

100 euros si inicias la marcha de un vehículo realizando un derrape.

80 por poner pegatinas, publicidad o adornos en el coche que dificulten la visibilidad.

Comer, beber, maquillarse o leer el periódico en un vehículo en marcha o incluso si estás en un semáforo, conlleva 200 euros con retirada de dos puntos en el carnet.

Conducir sin camiseta, con chanclas, tacones o incluso descalzos, se puede multar con 200 euros, debido a que esta indumentaria puede impedir controlar adecuadamente el vehículo.

Tener el brazo apoyado por fuera de la ventanilla, es una conducta castigada con 80 euros.

Tener el volumen del equipo de sonido demasiado alto, podría ser consecuencia de una multa de 80 y los 100 euros.

Aparcar en la arena de la playa si es espacio protegido podrá imponerse una multa de hasta 6.000 euros.

Discutir al volante, si se pierde de vista la carretera en varias ocasiones la sanción es de 80 euros.

Si el conductor se muerde las uñas, besa al copiloto o le hace una peineta a otro coche la multa es de 80 euros.

Repostar el vehículo con el motor arrancado, las luces o la radio puesta, te podrán sancionar con 200 euros y la retirada de tres puntos en el carnet de conducir.

Hay que destacar que esta información es recogida de el periódico ElMundo.es, que a su vez, recoge un documento de la compañía de coches de alquiler Sixt.