En China tener una niña sigue siendo motivo de vergüenza. Una mujer del este de China ha fallecido en el hospital después de que se realizará 4 abortos en un año, según informaciones de medios locales. Al parecer el marido de la mujer insistia en que quería que su segundo hijo que fuera varón, presionando a la mujer para que abortara hasta conseguirlo.

Esta pareja ya tenía una hija de 4 años. Después que el país eliminase la ley del “hijo único” el hombre solo quería tener un hijo varón, tener niñas en China es una vergüenza para la familia. Pero no tuvieron ningún éxito hasta que la mujer finalmente no aguantó más y falleció.

La mujer después de los 4 abortos quedó muy tocada de su salud, y cayó finalmente enferma. En medio de todo esto, este matrimonio se divorció. Finalmente la mujer quedó ingresada en el hospital, su ex-marido no fue ni un solo momento a verla durante su ingreso, ya que tiene planeado casarse con otra mujer, finalmente la mujer falleció por el capricho de este hombre. En las familias chinas hay una tradición muy arraigada que no tener un hijo varón se considera una desgracia.  Opinen ustedes mismos, menuda tela.