En una escena poco común pero sorprendente y perturbadora a la vez, aparecen dos animales que raramente se podrían ver juntos encerrados en una jaula, pues en la vida silvestre son: cazador y presa; se trata ni mas ni menos que de un lobo y un burro.

Los dueños los enfrentaron para conseguir un espectáculo deplorable y sangriento, pero los animales respondieron de forma sorprendente y ahora esta historia le está dando la vuelta al mundo.

Todo sucedió en un lugar de Patok, Albania, en donde unos granjeros intentaron deshacerse de un burro que ya no era útil, pues ya era demasiado viejo para prestar servicio por lo que representaba una carga para ellos, y de manera mal agradecida, decidieron meter al asno en una jaula en la que se encontraba un lobo flaco y hambriento, obviamente con toda la intención de que el carnívoro hiciera de las suyas y se comiera al viejo animal.

Sin embargo, el resultado que se esperaba nunca llegó, pues cazador y presa se volvieron amigos como en una fábula. De hecho se puede ver cómo el burro se acerca al lobo en un intento de brindarle protección, y el feroz la acepta cálidamente.

Y así fue como dos animales le pusieron el ejemplo, no sólo a sus descorazonados dueños, sino a los espectadores de Internet, pues las imágenes hablan por sí solas. Afortunadamente la noticia llegó hasta las miradas de las autoridades, por lo que el gobierno local decidió hacer algo al respecto: pusieron al lobo en libertad, mientras que el burro fue llevado a una granja para que pasara cómodamente el resto de sus días.