Otra vez tenemos que lamentarnos con rabia, impotencia y mucha pena, por haberse producido en la isla de Gran Canaria otro devastador incendio que deja solo destruccion y desolacion, y por desgracia una pérdida humana.

El incendio empezó en Tejeda y se propagó rápidamente, muchas personas tuvieron que ser desalojadas, el fuego terminó quemando cerca de 3.000 hectáreas, no pasó a mayores porque al final la meteorología ayudó mucho con la caída de lluvia y la bajada de temperaturas, pero estuvo el tiempo suficiente para devastar una zona enorme. Así es como está la cumbre de Gran Canaria

Fotografías realizadas por Celia Fernández en las cumbres de Gran Canaria