Las playas de Maspalomas en Gran Canaria se sitúan como el primer destino turístico del colectivo gay en Europa. No es un secreto que en esta zona de la isla se ha trabajado desde las instituciones y empresas para explotar este tipo de turismo y que la isla salga beneficiada económicamente.

Un turista gay se gasta de media un 40% más en la isla que un turista no gay, aproximadamente cada persona se gasta 1.200 euros, se dejan aproximadamente 600 millones de euros. Y es que los turistas gays se sienten libres y muy cómodos en Maspaloma. Ha sobrepasado a la isla griega de Mykonos.

Muchas empresarios viendo el nicho de mercado ya han realizado inversiones para hacer complejos hoteleros para solo el colectivo gay.  También hay muchos kioscos en la playa de Maspalomas, con el número 7 que es uno de los preferidos del colectivo, donde muchas personas se gastan más de 600 euros al día, como ha declarado un gay alemán entrevistado en el mismo kiosco. Hay grupos de gays que llevan más de 20 visitas a la zona, repiten cada año, sin lugar a dudas es un paraíso para el colectivo gay.