El Colegio de Veterinarios de Las Palmas hizo un llamamiento a los profesionales residente en la isla para ayudar a los animales perjudicados por el incendio de Gran Canaria. Alrededor de unos 60 profesionales están atendiendo a animales heridos del incendio en el centro Hípico de Montaña Cabrera desde este viernes.

Así es como han respondido estos increíbles profesionales a la llamada de auxilio del Colegio de Veterinarios de Las Palmas para ayudar a todos los animales heridos del incendio que se originó el miércoles en Tejeda. Todos los veterinarios son personas voluntarias para asistir médicamente a los animales necesitados.

Esta es otra muestra más, de que el pueblo canario cuando se necesita está ahí, con su solidaridad, también hay que recordar a los propietarios de la guardería canina Braco’s vivieron el pasado miércoles uno de lo momentos más difíciles de su vida. Manuel y Gloria fueron los únicos vecinos de la cruz de Tejeda que no abandonaron el lugar al desatarse el incendio en los montes de Gran Canaria, para ayudar a los 30 perros que tenían en el albergue y no dejarlos a su suerte. O la vecina Karen que fue ayudar a sus ovejas y murió a 600 metros de su casa, intentando ayudar a los más débiles.