El número de inmigrantes rescatados en las costas andaluzas y canarias supera ya las 1.500 personas desde el viernes, la mayoría de ellos en aguas del mar de Alborán y del Estrecho, después de que Salvamento Marítimo haya rescatado hoy a otras seis pateras con destino al litoral andaluz.

En concreto, son 1.548 inmigrantes los rescatados, de los que 1.396 fueron interceptados en el mar de Alborán y en el Estrecho y otros 152 en Canarias, ha informado Salvamento Marítimo.

Hasta el momento son 254 personas las rescatadas hoy en seis embarcaciones en aguas de Alborán, derivadas a varios puertos andaluces.

La última patera rescatada viajaba con 38 personas (dos niños), que son trasladadas al Puerto de Málaga, destino también de otros 64 inmigrantes rescatados de una embarcación localizada a doce millas de la costa andaluza.

También en el mar de Alborán se han rescatado a otras 29 personas -entre ellas cuatro mujeres, un niño y una niña- de una patera y Salvamento Marítimo ha embarcado a otras 50 que habían llegado a la isla de Alborán por sus propios medios.

Además, se rescató a otras 39 personas de una tercera neumática y posteriormente a otras 34 -incluidas cinco mujeres- de una cuarta embarcación.

La búsqueda de los 43 inmigrantes que desaparecieron el sábado de una patera hundida en Alborán continúa hoy.

En ese sentido, una patrullera del Servicio Marítimo de la Guardia Civil ha trasladado al puerto de Almería el cuerpo sin vida de un hombre que fue localizado en el mar de Alborán, pero no se ha precisado si se trata de uno de los inmigrantes desaparecidos.

Por su parte, los 152 inmigrantes subsaharianos rescatados ayer a 370 kilómetros al sur de Canarias han llegado esta mañana al puerto de Arguineguín (Gran Canaria), donde han sido atendidos por personal de Cruz Roja.

La llegada masiva de inmigrantes este fin de semana está provocando situaciones como las de la provincia de Cádiz, donde el trabajo en las comisarías se ve desbordado debido a que todas estas personas deben ser conducidas allí para cumplimentar los trámites, según han indicado a EFE fuentes policiales.

Este mediodía, de los más de 500 inmigrantes llegados a las costas de Cádiz desde el pasado viernes, quedaban acogidos en pabellones polideportivos de Jerez, Cádiz y Tarifa, habilitados como albergues temporales, unos 288 inmigrantes.

Esta situación de inmigración ha provocado la reacción de los líderes políticos de la comunidad, como es el caso de la presidenta, Susana Díaz, quien ha afirmado hoy que la Comisión Europea “tiene que poner sobre la mesa una hoja de ruta”, al tiempo que ha reclamado que se actúe en origen, de la misma forma que se trabajó con Mauritania en la crisis de los cayucos en Canarias.

Por su parte, el presidente del PP-A, Juanma Moreno, ha criticado hoy que el Gobierno haya ignorado a Andalucía, a cuyas costas han llegado “dos Aquarius” en las últimas horas, y no han recibido la misma atención que se ha dado a la llegada de este barco al Puerto de Valencia.

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) ha pedido al Gobierno, que al igual que a los 630 inmigrantes del Aquarius se les garantizó el acceso al asilo -que todos ellos han pedido-, debe hacerse con cualquier persona que llegue a las costas españolas.