Marruecos ha movida ficha y a incorporado a su lucha a la exministra de Asuntos Exteriores de España, Ana Palacio a su grupo de expertos para defender que el Sáhara es parte de Marruecos. La exministra cuestiona las agresivas campañas del Frente Polisario sobre los asuntos territoriales que hay entre Tarfaya (Marruecos) y norte de Mauritania.

La que fuera fuera jefa de la diplomacia española con José María Aznar forma parte del grupo de expertos del Reino de Marruecos que este lunes y martes que participa en en la ciudad de Rabat en una conferencia del centro de análisis geopolítico de la empresa estatal de fosfatos de Marruecos. El consejo de esta empresa estatal está formado por ministros marroquíes. La exministra Ana Palacio considera que El Aaiún pone de relieve que las denuncias del Polisario sobre Derechos Humanos en el Sáhara son cuestionables.

La ex ministra defiende que las tácticas que tiene el Frente Polisario para dañar  al Reino de Marruecos por las exportaciones de fosfatos únicamente que conseguirán debilitar el proceso de negociaciones para establecer acuerdos que ayuden a todo el territorio.  Para la exministra y nueva asesora marroquí “La solución a todo el conflicto del Sáhara Occidental sólo vendrá del compromiso de todas las partes implicadas, fundamentalmente el Reino de Marruecos y del Frente Polisario, pero también los países vecinos, como Argelia.

Aclaración solicitada por Dª Ana Palacio enviada a este diario

Leo con sorpresa el artículo publicado en la edición digital de ABC bajo el título «Marruecos ficha a Ana Palacio para defender que el Sáhara es parte de Marruecos» firmado por J.L. Jiménez.

La sorpresa deriva de la falta de rigor periodístico que evidencia: nadie me ha contactado para verificar la noticia o contrastar los datos, muchos de ellos inexactos; además se entrecomillan, como declaraciones, fragmentos sacados de contexto de un artículo mío publicado en Project Syndicate sin, por cierto, citar la fuente en ningún momento (para quienes tengan interés en el asunto: https://www.project-syndicate.org/commentary/western-sahara-un-peace-process-by-ana-palacio-2017-06/spanish).

Por aclarar la cuestión, no he «fichado» por Marruecos. Sí es cierto que formo parte del Consejo Asesor del Grupo Marroquí OCP, primer productor global de fosfato, con reservas que superan el 70 % de los depósitos mundiales estimados. OCP opera en el territorio del Sáhara Occidental a través de su filial Phosboucraa que representa aproximadamente el 6 % de la cifra de negocio del grupo y el 1,6 % de sus reservas. Por no extenderme más, me remito a mi mencionado artículo.