La isla de La Graciosa, lo que fuera un verdadero paraíso que muy pocas personas conocían y visitaban se ha convertido en todo un boom turístico. 19 embarcaciones diarias repletas de turistas llenan la isla hasta los topes, los 15 taxis que hay en esta isla de 29 km cuadrados no dan a basto, la isla triplica su población en los meses de verano y la gente local está ya un poco harta, aunque hay algunos, están muy contentos, ya que da mucho trabajo.

“Yo lo veo como una invasión, mucho coche, mucha gente, no hay servicios para tantos”, dice una residente en La Graciosa.  Los residentes de la isla piden que se trate con respeto a la naturaleza y que se regule esta avalancha turística sin sentido.

Vídeo de la Graciosa este verano