La gente se quedó totalmente loca cuando encontraron paseando por la playa a este enorme animal de 700 kilos, 2 metros de largo, el ejemplar estaba muerto se trata del segundo ejemplar encontrado en poco días en las costas catalanas. Concretamente en La Playa de Calella, en Maresme, Barcelona.

Según los expertos en la materia no se han visto más de 10 ejemplares en 2.000 años, por lo que el hallazgo es totalmente sorprendente, estas especies en principio prefieren aguas tropicales o subtropicales. Estos animales son las tortugas marinas más grandes que existen en el mundo.

Imágenes de una chica justo a la tortuga

Video subido a Twitter