Hace unas horas los servicios sociales de Canarias han asumido el cuidado de tres menores con edades de ocho, siete y un año que han sido localizados por la Policía en un barrio de Telde en la isla de Gran Canaria, a los que sus tutores no habían inscrito en el Registro Civil, ni vacunado, ni llevado al médico, ni tan siquiera escolarizado.

La Jefatura de Superior de Policía de Canarias tuvo conocimiento en octubre de la posible presencia de estos niños en un domicilio del barrio de Jinámar cuyo nacimiento no constaba en los registros públicos ni se sabía  nada de ellos. Al poco tiempo los agentes descubrieron que se trataba de 3 hermanos menores que su familia mantenía ocultos en su propio domicilio, sin contacto de ningún tipo con el exterior, aumentando el drama de la noticia la mayor de ellos, una niña, padecía una enfermedad que dificultaba gravemente su movilidad.

Esta familia cambió de residencia cuando se dio cuenta de que estaba siendo controlada por los Servicios Sociales, por suerte la Policía logró descubrir su nuevo domicilio comprobando que los niños carecían de inscripción en el Registro Civil, que no tenían seguimiento médico, vacunas ni educación alguna enfermando cada poco tiempo.

Los niños estaban sin inscribir, vacunar ni escolarizar, la madre de los menores acaba de dar a luz a otro bebé en un hospital de Las Palmas capital.

La Fiscalía de Menores de Las Palmas ordenó que los niños fueran retirados del domicilio familiar y acogidos en un centro de menores de la isla, la niña de ocho años con problemas de movilidad ha sido ingresada en un hospital para hacerle un seguimiento de su enfermedad.

Una tragedia esta que sin duda horrorizará a todo el pueblo canario con la alegría de que los niños estén bien y pronto puedan tener una vida normal.