Canarias en red

Llegan los coches-radar privados ¡Cualquier persona podrá cazarte!

La tecnología avanza y las maneras de usarla también, como los conocidos sistemas colaborativos tan famosos en Internet. Ahora llega al sector de los radares que seguro será muy polémico y que a más de uno va a dejar con la boca abierta. La privatización de este servicio llegara es cuestión de tiempo. En Francia han impulsado un proyecto para privatizar los coches radar y ceder su gestión a empresas privadas. Se trata de un proyecto como objetivo final la puesta en marcha de una extensa red de radares camuflados que estén operativos mucho más tiempo y cuyo funcionamiento no requiera el uso de agentes de la autoridad.

Aunque en nuestro país vecino Francia por el momento hay unos 400 radares instalados en vehículos en activo, la libración total de este servicio pretende impulsar e incrementar en mucho este número de coches, ya que para gestionar estos radares camuflados se pedirán requisitos muy bajos.

El proyecto empezara con sus primeras pruebas este mismo mes en Normandia, si todo sale bien como tienen en mente las autoridades francesas para el mes de septiembre de 2017 entrara en total funcionamiento en todo el país.
Los nuevos conductores que estén con estos nuevos radares de incognito realizaran jornadas laborales completas como cualquier otro trabajador y su misión será exclusivamente realizar trayectos programados con el sistema activado, en el que no podrán interferir de ninguna manera.

Para la administración y gestión de estos radares las empresas privadas contaran con un nuevo modelo, por el cual los vehículos casi no necesitaran modificaciones, ya que con apenas un hueco en la calandra y una pantalla en el salpicadero será suficiente para su instalación, pero el principal interés de todo este proyecto es la no necesidad de que alguien esté pendiente del sistema de forma constante.

Con este nuevo radar, el sistema es totalmente automático y el conductor del vehículo solo tendrá que realizar rutas y no tendrá que hacer ninguna acción en el sistema cuando esté trabajando. A todo esto, hay que añadir que el nuevo radar tiene la importante función de multar en movimiento, algo que marcara mucho la diferencia con respecto a los radares tradicionales, son su sistema de posicionamiento y reconocimiento de velocidad, el radar es capaz de calcular in situ automáticamente los límites máximos de velocidad de la vida y multar en movimiento siguiendo las rutas establecidas.

El negocio detrás de esta polémica liberalización del sector es más que interesante para cualquier empresa privada que pueda gestionar una flota de coches decente, desarrollando una actividad que ya en la actualidad supone una importante fuente de recaudación, y que sin duda llevara de cabeza a los ciudadanos, ya que con esta medida prácticamente se acabó ir a velocidades excesivas.

¿Llegaremos a verlo en España? De tener éxito en Francia, estar seguros de que si, no pasará mucho tiempo hasta que otros países sigan sus pasos.

Añadir comentario

Síguenos!!

Canariasenred en diferentes redes sociales, síguenos para que no te pierdas nada.

Nuestro Facebook