Quizás pienses que el mundo lo mueve el dinero, pero te equivocas. El mundo lo mueve la creatividad, esa cosa que las personas usan cuando, por ejemplo, no quieren gastarse ni un céntimo más de la cuenta. El arte de ser un tacaño es algo muy fino, muy sutil que no todos llegan a dominar del todo a lo largo de sus vidas.

Si quieres seguir el camino del tacaño y convertirte en un auténtico maestro o maestra de este arte, echa un vistazo a estas personas y tendrás un buen ejemplo del nivel en el que se mueven estas personas.

¿Uno nuevo? ¿Para qué? Todavía sirve

No te preocupes… Yo lo arreglo

“Uno nuevo cuesta 9 dólares… Tengo una mejor solución”

¡Resuelto!

Y sale con más presión

¿Quién necesita un extintor?

Eres tan tacaño que hasta reutilizas el café

Para este calor, la solución perfecta

Este sujeto va un paso adelante

Gastan en la TV, pero no en el envío

Amiga, piensa en tu belleza