Connect with us

Canarias

Las nuevas confesiones sobre el fallecimiento de Yéremi Vargas

Publicado

hace

Hace unos días un preso que compartió celda con Antonio Ojeda, alias  ‘El Rubio’, sospechoso de la desaparición de Yéremi Vargas, ha confirmado que este le dio detalles escabrosos sobre la muerte del niño, pero culpa de ella a otra persona.

Según el compañero de El Rubio, el menor habría sido quemado sobre un colchón viejo. Este detalle y algunos más sobre determinadas zonas del sur de Gran Canaria podrían confirmar la veracidad, ya que es improbable que su compañero de celda en Algeciras se haya inventado, porque nunca ha estado en Canarias.

Según este preso y compañero del presento autor:

“El chiquillo no sufrió, el chiquillo ya llegó muerto”.

Este preso también contó que su compañero le explicó en ese momento que a Yeremi Vargas lo había matado otro hombre, al que identificó solamente por su apodo. Se trata de una persona que ni siquiera era sospechosa y que ya ha negado tener nada que ver con esos hechos.

Según cuenta, su compañero le reconoció que él había visto el cadáver y le dio detalles de cómo el otro hombre lo había hecho desaparecer, quemándolo sobre un viejo colchón.

Según el abogado del caso a su juicio, tiene bastantes visos de credibilidad las últimas declaraciones de este compañero del acusado. Este preso contó hace unas semanas al juez , El Rubio le habló de la muerte de Yéremi Vargas y le dijo que “tuvo que hacerlo desaparecer”.

Un tragedia aún sin resolver que está marcando los corazones de los canarios y del resto de España.

Continuar leyendo
Publicidad
Haz click para comentar

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Canarias

Los vecinos de La Graciosa desbordados por el Turismo: “Llegas buscando paz y lo único que encuentras es gente”

Publicado

hace

Por

La isla de La Graciosa lo que fuera un verdadero paraíso que muy pocas personas conocían y visitaban se ha convertido en todo un boom turístico. 19 Diarios repletas de turistas llenan la isla hasta los tope, los 15 taxis que hay en esta isla de 29 km cuadrados no dan a basto, la isla triplica su población en los meses de verano y la gente local está ya un poco harta, aunque hay algunos que están muy contentos ya que da mucho trabajo.

“Yo lo veo como una invasión, mucho coche, mucha gente, no hay servicios para tantos”, dice una residente en La Graciosa.  Los residentes de la isla piden que se trate con respeto a la naturaleza y que se regule esta avalancha turística sin sentido.

Vídeo de la Graciosa este verano

Continuar leyendo

Lo más visto