Las Fuerzas Armadas de España han estado realizado ejercicios regularmente a finales del mes de junio de diferentes tipos para reaccionar a una posible amenaza terrorista. Entre los ejercicios realizados se encuentra la recreación de un secuestro de un avión comercial como posible objetivo la población canaria.

Un F-18 de Gando

Estas maniobras de las Fuerzas Armadas se encuadran en el marco de SIRIO/DACEX-17, es concreto esta operación se trata de uno de los estudiados supuestos previstos en la Operación Eagle-Eye 17-2, que lidera el Mando Aéreo de Combate del Ejército del Aire.

Esta maniobra de preparación simula la alerta de un comandante de un avión comercial de pasajeros, que al poco tiempo de su despegue de Lanzarote es secuestrado y obligado su comandante a retornas dirección a las islas. La respuesta de las Fuerzas Armadas es contundente, se activan 2 cazabombarderos F-18 de la base de Gando en la isla de Gran Canaria, pertenecientes al 462 Escuadrón del Ala 46, que despegan rápidamente para interceptar al avión comercial secuestrado.

También eventualmente se podría utilizar sistemas de artillería antiaérea del Ejército de Tierra, así como una fragata de la Armada clase F-100. Para que no se vuelva a repetir el mismo escenario que paso en los EE.UU en el año 2001 cuando se derribaron las 2 torres gemelas por parte de aviones secuestrados por yihadistas.