Muchos sabemos que el sector de la hostelería es muy esclavo, estar todo el día de cara al publico quema muchisimo, y no todas las personas que van a los bares y restaurantes son muy amigables, ni tienen buena educación con los trabajadores. La empatía en muchos casos brilla por su ausencia, y definitivamente hay mucha gente que da mucho por culo innecesariamente.

Por eso les vamos a citar las 10 cosas que más molesta a un camarero para que lo tengan presente. Muchos de estos trabajadores ya están hasta los cojones de aguantar a gente que no sabe comportarse ni tienen empatía.

1- El más importante y la raíz de muchos problemas. La prepotencia y la mala educación. Muchas personas creen que por pagar ya tienen derecho a tratar al personal como si de tiranos se tratasen, en sus diccionarios particulares desaparecen palabras como “gracias” “de nada” “por favor” “podría traerme” “sería tan amable de”, “perdón, le importaría”, “le agradecería que”. Pero muchas de estas personas usan el modo tirano: “tráigame”, “sírvame” “ponga”. Esta gente son profesionales que están trabajando hay  que tratarlos con respeto y educación, aunque en la sociedad que vivimos reina por su ausencia.

2- La gente que llama reserva y no va…o reserva para 2 y aparecen 8, si no puedes ir avisa, no cuesta nada, en los negocios de hostelería no se improvisa nada. Dejar mesas vacías provoca una pérdida para el hostelero. Y porque digo esto, en muchas ciudades existe la moda de salir con amigos a comer y reservar en varios sitios para elegir en el último momento y no avisar a los otros, con el grave perjuicio que ocasiona.

3- Los excesos de confianza Hay muchas personas que se dirigen a los camareros diciendo: chaval, jefe, guapa… como si de colegas del barrio se tratasen. Estos apelativos en ningún caso son maneras de dirigirse a un profesional.

4- Los críticos en gastronomía que se creen chef titulados pero que no tienen ni puta idea.

5- Las cuentas divididas, facilitarle el trabajo a la gente de sala y comunicárselo antes para ahorrar tiempo y trabajo.

6- Los padres super guays que pasan de los hijos, cada vez hay más, esta moda de dejar a los hijos pegando voces, llorando como trastornados y molestando a todo dios, no son capaces de poner límites a sus hijos, porque no vaya a ser que le cree un trauma al niño, los dejan campando a sus anchas destruyendo todo como si fueran vikingos.

7-Los que no saben beber alcohol, clientes que se pasan de la raya y no paran de beber, alborotando la sala, insultando al personal y pierden los papeles convencidos de que son superman. Es una situacion muy incomoda para los trabajadores y que tienen que lidiar muchísimas veces.

8- Las peticiones al camarero a cuentagotas: me puede traer sacarina, me puede traer leche a parte, me puede traer una servilleta, me puede traer la cuenta, todo pedido con intervalos de tiempo de minutos o segundos, ¿no puedes pedirlo todo a la vez ?

9– Los que se empeñan a toda consta en alarga el horario y cerrar el local. Esta gente tienen familia que los espera en casa, están agotados y ese trabajador tienen que estar ahí hasta el último cliente, si tienes ganas de fiesta busca un sitio idóneo para ello.

10- Los caprichos injustificados, en un restaurante la carta la define el cocinero jefe, no el camarero con el que pides la comanda, si no te gusta un plato pide otro, también sucede con la situación de las mesas y el espacio, la mesa no pueden ponerla donde a ti te dé la gana. También los hay que modifican el orden del menú, o modifican los platos al gusto.

Estas son las 10 principales cosas que están hartos los camareros, posiblemente haya muchas más, también hay en muchos restaurantes en los cuales los camareros no son profesionales y tratan muy mal a los clientes, hay de todo en este mundo, pero un camarero profesional siempre hará que el cliente se sienta como en casa.