La verdad que estas semanas se ha escrito mucho sobre el tema, hay mucha gente preocupada con este fenómeno, y no es raro que recibamos decenas de fotografías realizadas por todo Canarias. Nos hemos puesto manos a la obras a investigar todo lo que pudiéramos sobre este fenómeno y hemos encontrado información de calidad por expertos y gente muy cualificada.  Ya se han hecho análisis de las aguas con este color marrón pajizo.

Nos encontramos una información muy valiosa en el blog de Francisco Rodriguez Hernandez, que es investigador del Instituto Español de Oceanografía (Centro Oceanográfico de Vigo, grupo de investigación VGOHAB) y soy socio de Divulgación (Asociación Galega de Comunicación de Cultura Científica e Tecnolóxica). Donde se interesó por el fenómeno que está sucediendo en Canarias y dejo datos muy reveladores.

Este vídeo muestra como desde el catamarán “Bonadea 2“, de la empresa BONADEA II, con sede en Playa de Las Américas, Tenerife, recogen muestras a primera hora de la mañana el día 12 de Julio.

El agua recogida se introdujo en una botella para su observación y este es el resultado:

Fuente: BONADEA II (Facebook)

Y ahora la misma botella tras unas horas después:

Fuente: BONADEA II (Facebook)

Una vez publicado el vídeo en Facebook se especuló mucho sobre si era un vertido al mar u otras acciones negativas para el ecosistema. Así que Francisco Rodríguez quiso confirmar a ciencia cierta de que se trataba y qué mejor manera que hacerlo a vista de microscopio, así que se puso en contacto con Nereida Rancel y sus colaboradores investigadores de la Universidad de La Laguna.

Nereida Rancel, es  investigadora post doctoral del grupo de BOTMAR en la Universidad de La Laguna con la investigadora principal Dra. Marta Sansón (departamento de Biología Vegetal, Ecología y Fisiología Vegetal), dónde está contratada con cargo a un proyecto de investigación. En 2004 se licenció en Biología especialidad Marina.

A vista de microscopio se vio muy claro de que se trataba, es la microalga Trichodesmium erythraeum, esta es la imagen al microscopio.

Imagen con más aumentos de Trichodesmium erythraeum. Autor: J. Reyes

La hipótesis principal de este fenómeno es que en épocas de calima y bastante calor, donde los vientos Alisios no soplan, y las temperaturas son bastante altas, se dan las condiciones óptimas para que estas afloraciones de microalgas aparezcan, ya que la calima viene cargada de polvo del desierto del Sahara que es rico en hierro, como no hay viento se deposita en grandes cantidades por toda la costa de Canarias que unido a la temperatura del agua hace que se un caldo de cultivo ideal para este tipo de microalgas.