Este es el comunicado oficial de la Unión Europea sobre el conflicto en Cataluña.

Según la Constitución Española la votación de ayer en Cataluña no fue
legal.

Para la Comisión Europea, tal y como el Presidente Juncker ha reiterado
repetidamente, este es un asunto interno de España, que hay que abordar
de conformidad con el ordenamiento constitucional de España.
Reiteramos asimismo la posición jurídica mantenida por esta Comisión, así
como por sus predecesoras. Si un referéndum se organizara en
consonancia con la Constitución Española, ello significaría que el territorio
que se saliera se encontraría fuera de la Unión Europea.
Más allá de los aspectos puramente jurídicos de este asunto, la Comisión
considera que son tiempos para la unidad y la estabilidad, no para la
división y la fragmentación.

Hacemos un llamamiento a todos los actores pertinentes para que
avancen muy rápidamente de la confrontación al diálogo. La violencia
nunca puede ser un instrumento en política. Confiamos en el liderazgo del
Presidente del Gobierno Mariano Rajoy para gestionar este difícil proceso
dentro del pleno respeto de la Constitución española y de los derechos
fundamentales de los ciudadanos en ella consagrados.