Parece que a Puigdemont, el presidente de la Generalitat de Cataluña le preocupa mucho su seguridad personal, según informan varios medios de comunicación, el presidente catalán ha decidido instalarse en la residencia oficial del Palau de la Generalitat, también se ha reforzado mucho el dispositivo de protección, reforzando la unidad con el Grupo Especial de Intervención (GEI), la unidad de élite de los Mossos d’Esquadra.

Hasta ahora eran miembros de la unidad de Área de Personal, una sección de la policía autonómica catalana integrada por unos 150 policías que se dedica a la protección de personalidades, pero la gran intranquilidad por el desafío que ha hecho el gobierno catalán al gobierno español, temen por la seguridad del presidente puigdemont y se ha reformado con la unidad de élite especial de los mossos, agentes del GEI del grupo de operaciones especiales.

Este grupo de operaciones especiales vigilara al presidente 24 horas, este grupo cuenta con unos 40 agentes y disponen de armamento de alta calidad como fusiles de asalto HK G36, SCAR L y HK MP7 y fusiles de precisión del calibre 308 Winchester y 338 Lapúa Magnum.